“¡Este jueves, un relato!” Amante pedigüeño

Son una raza aparte de hombres…
aunque en algunas ocasiones podemos encontrar mujeres, son extraordinarios,
imposibles de controlar, animales salvajes del amor, amantes pedigüeños…

 

Solo una vez conocí uno… todo fue
al principio como cualquier otro amor, el era como cualquier otro amante. Lo
primero que me sedujo de él fue su mirada, me miraba como si fuera el centro
del universo y eso para una chica es como decir un todo. Yo era joven, si acaso
16 años y el era algo mayor ya rozaba los 21 años. Pero aquella diferencia, por
lo que he visto no era potenciador, pero tampoco era inhibidor de esta
naturaleza. Era un chico guapo e inteligente, divertido y sin duda encantador,
yo me deje embelezar por su talento innato sin saber que su mayor fuente de
inspiración y energía era realmente su mayor defecto…

 

Aquella noche unos besos robados
en la esquina de una calle oscura y desértica fueron el principio de mi vampiro
de amor, solo con sus labios dominó mi ser como solo un amante experto sabría
hacerlo, sus manos recorrían incesantes mi cintura y mis caderas sin pasar los
limites fijados por mi en mi sensatez de joven virgen… pero él quería mas… mi
virginidad se convirtió en su deseo, en su anhelo… en su objetivo final.

 

 Siempre quería más, más besos, más caricias, más
abrazos, más momentos infinitos…

Marche aquella noche dos horas
mas tarde para casa, temerosa de una reprimenda y aun con sus labios ardiendo
en mi piel. Aquella noche no dormí solo era capaz de sentir palpitar todo mi
cuerpo bajo el recuerdo de su inmensurable sed…

Desperté por la mañana y decidí
hacer los recados que había dejado para un sábado por la mañana, mi momento
preferido para ir al centro y relajarme viendo tiendas y paseando por las
callejuelas jerezanas, cuando de pronto el salio a mi encuentro.

-¿A donde vas?

-Al centro… ¿que haces aquí?

-Solo quería verte, no he podido
dormir, cada vez que cerraba los ojos te veía…

Pensé dios que bonito lo que me
ha dicho… pero también pensé su sed es mayor de lo que imaginaba.

Paseamos juntos por el centro y
el complaciente me llevo las bolsas y luego me acompaño a casa, nos despedimos
con un beso y le dije que me iba a comer, que lo veria en la noche.

-No te vallas, come conmigo, que
deseas, yo te lo compro…

-Nada, me gusta almorzar con mi
familia los sábados, nos vemos después…- apenas si lo deje continuar, en parte
disfrute haciéndome la interesante…

Una hora después se halla ante
mi…-¿Ya has comido? Vamos te invito al café…

-No gracias… que haces aquí…. Nos
vemos esta noche vale

-Bueno puedo comprar pasteles y
tomarlo en tu casa con tus padres…

-Estás loco, ¿crees que a mi
padre le haría gracia?

-Tienes razón… mejor una tarta

-No… sin duda… No es mejor una
tarta… veras nunca ha venido ningún chico a casa y bueno, me gustaría que el
primero fuera mi novio formal… ¿entiendes?

-Claro…- una sombría mirada
atravesó su rostro y se hincó de rodillas en el suelo, durante un momento temí
que se echara a llorar o peor aun se hiciera el Harakiri, pero en vez de eso…-
lo esta reservando para esta noche pero… quieres salir conmigo- dijo con una
amplia sonrisa.

-Nooooooooo si ni si quiera me
conoces…-

-Bueno pero eso no importa nos
iremos conociendo en el camino… solo se que no puedo vivir sin ti…

Durante un segundo mire su
rostro, de repente ya no me pareció tan mono, ni si quiera tan simpático, en
ese momento mas bien me pareció un vampiro dispuesto a chuparme la sangre y
todo lo demás…

-Será mejor que te vallas y cerré
la puerta tras él.

Aquella noche al salir de casa el
esperaba en la esquina, me miraba con una sonrisa socarrona y el aspecto de un
hombre enamorado, me saludaba con la mano cuando entonces me di cuenta de una
cosa…

-¿Esta es la misma ropa de ayer?

-Si es que no podía irme de tu
lado, no quería separarme de ti… así que dormí en esta calle, dentro del coche…

-Vale eso me ha parecido muy
raro… más de lo que… puedo soportar…

– Es que te amo…-dijo con el
semblante lleno de una desesperación inaudita aquello en parte me enterneció y pensé…
vamos nena tienes lo que siempre has deseado, un chico guapo, majo y enamorado
hasta las trancas de ti…

Me besó y me gustaron sus besos…
me acaricio y adore sus caricias, me llevo a su coche y durante las siguientes 4
horas solo respiro el aire que salía de mi, durante ese tiempo solo bebió de
mis labios la miel del deseo y su piel se fundió con la mía hasta hacernos
arder, yo me quería ir… pero siempre había un beso mas, le cogía su mano, pero
la otra siempre encontraba un hueco por donde colarse en mi ropa interior y
cuando me percaté esta listo y preparado para su triunfo final, me levante y
asustada… viéndome acorralada por aquel amante pedigüeño me percate de que
nunca tendría suficiente… nunca se hartaría de mi piel… nunca incluso aunque me
entregara a su deseo masculino, entonces querría mas, lo haríamos mas veces y mas
intensamente y al final me consumiría como el fósforo y la madera de una
cerilla… el era ese fuego y sin duda acabaría conmigo…

Marche de allí a toda prisa, no podía
dormir así que me quede en el salón viendo una película en blanco y negro que
echaban en la 2 de madrugada, siempre la veía era una costumbre que habíamos adquirido
mi padre y yo y por eso había veces que volvía temprano tan solo para
compartirla con el… aquella madrugaba era La pasión de Juana de Arco
dirigida por Carl Theodor Dreyer (1928)…

Y allí estaba yo, imaginándome ardiendo
con la misma facilidad con al que ardía la protagonista… sin duda el destino quería
decirme algo. Entonces de forma inexplicable sonó el timbre… era demasiado
tarde y algo dentro de mi dio un vuelco…

-Es para mi papa creo que me
quede con las llaves de mi amiga…- dije rápidamente bajando en pijama y con mi
bolso. Nunca me he sentido más ridícula, mal día para ponerme el ridículo
pijama de corazones y Snoopys que me regalaron por navidad. Mire mis pies
mientras bajaba las escaleras a toda velocidad y desee morirme cuando comprobé
que llevaba las zapatillas de animalitos tipo peluche que venían a juego con el
desafortunado pijama…

Abrí temerosa y ahí estaba él y
entonces dijo

-Mira me he ido un momento a
comprarme un refresco y me han dejado una nota en el coche en el parabrisas,
dice que te deje en paz, que es tu ex novio y que me matara si me acerco a ti…
no me importa luchare por nuestro amor y sin duda me arriesgaré, no te dejare
sola ni un momento para protegerte de ese maldito loco… yo te amo y solo la
muerte me separa de ti…- dijo con una sonrisa socarrona que me pareció sin duda
mas bien falsa e irónica… en ese momento, ridícula y todo como me veía, una
furia se apodero de mi y sin mas me vi a mi misma ardiendo en la hoguera como
Juana de arco y de lo mas profundo de mi ser, con una voz potente y autoritaria
le grite…

-Vete a la
mierdaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa-

Di un portazo y subí, pasé por el
salón y observé la palabra fin en la pantalla y pensé, definitivamente ese no
seria mi final y marche a mi cuarto sosegada y satisfecha… sin duda me había
librado con el peor de los amantes pedigüeños… sin duda de mi no sacaría nada
más…

“¡Este jueves, un relato!” Bajo el agua…

Bajo el agua tus labios mojados
saben mejor… bajo el agua tu pelo brillante cae como cascada rojiza… bajo el
agua veo tus sensuales senos… que bajo el agua lucen turgentes y erectos y mis
manos recorren tu cuerpo con ansias de poseer… de poseerte al fin.

Bajo el agua te miro y te veo mas
bella que nunca…  noto mi piel caliente
por el líquido abrasador  y mi mente no
logra encontrar ni un lugar ni un momento mejor donde memorizarte… donde contar
tus pestañas, donde grabar a fuego el color de tus ojos, donde dibujar un mapa
de las curvas de tu cuerpo… Tu sonrisa picara me seduce y solo, cuando tu piel
responde a mi voz, siento en tu marfilina 
piel el deseo de mi ser y una sacudida que me lleva por senderos
misteriosos y embelesado, en cada una de las gotas que brillan sobre ti, pierdo
la noción del tiempo y el espacio…

Bajo el agua dices mi nombre y
veo relucir tu tez clara una vez mas y tus mejillas sonrosadas me vuelven a
llamar y tu mirada también parece sonrojar… la ducha parecía una buena idea
para  calmar mi furia, pero en cuanto te
vi entrar tras de mi, con tu melena aleonada cayendo desbocada por tu espalda,
desnuda y dispuesta a dejar nuestras diferencias irse por el desagüe, supe que
solo tu piel lograría calmar mi enojo y aunque trato de seguir enfadado, siento
como el agua pasa salobre por mi piel morena vislumbrando mi marcada
musculatura… el agua ardiente de la ducha pasa por mi rostro, mis hombros, mi
torso, mis ingles, mis muslos… hasta mi sexo parece renovado, incluso
predispuesto a tu encuentro, después del agua purificadora… mi mente duda…
¿pero que mas da que no seamos perfectos…? ¿Qué más dan los errores….? Si eres
como el firmamento, lleno de diminutas estrellas de agua que te hacen
espectacular y tú lo sabes… sabes como borrar mi cólera y aunque en un
principio me muestro frío ante ti… termino cayendo en el pecado de tu piel…

Bajo el agua te quiero más,
aunque nunca te lo diga y me niegue a ser convencional… pero tú miras mis ojos
y sin más, me dices ya lo sé… palabras no pronunciadas… deseos no proferidos…
promesas no declamadas… pero tú me quieres así y así te amo yo…

Beso final

Solo puedo pensar en encontrarte
y mi mente se nubla ante cualquier otra idea que pueda rondar y es que mi deseo
llega mas lejos de un simple amor… y yo se que mi destino es encontrarte… donde
estés… ante ti un día me hallaras, dalo por cierto…certeza absoluta.

Vi todo tu ser peleando por no
sentirme como habías empezado a sentirme últimamente y presentí tu cuerpo
luchar contra mi, contra la imagen que veías y sabia que no podrías aguantar,
porque yo era tu destino al igual que tu eres el mío y sabes que por mucho que
grites a la noche… yo llegare y te tocare.

 Y sientes miedo ante mi roce mortal… me dices
que seré tu perdición y apartas tu mirada de mi y te resistes a tus malos
pensamientos, por mucho deseo que te inunde  ante mi piel blanca y mis labios carnosos… y
siente mi frío halo y sabes que nada hará que me aleje de ti… no me iré sin ti…
a ningún lado.

 Te acurrucas en tu trinchera y te
mantienes inmóvil en la noche aferrado a tu fusil, sabes que acechan los
enemigos… te sientes tan lejos de lo que fue tu hogar, aquel lugar ya es solo destrucción
y solo es tierra quemada hasta llegar  solo a la nada…

Aprietas los labios y cierra tu
abrigo, la helada brisa trata de cortarte y tu te defiendes con recuerdos de un
mundo mejor, donde tu amada te abraza y toca tu piel helada, donde te acurruca
entre sus brazos y te hace promesas de amor… y con ella ves atisbos de un
mañana radiante, lleno de luz y calor y sabes que a la noche aun le quedan
horas por las que viajar… hasta el alba… temes no resistir la tentación.

Las horas parecen pasar
lentamente… pero yo persevero con fervor  y logro colocarme cerca de ti, aunque lo niegues
me deseas, desea abrazarme y devorarme y a pesar de ella no puedes dejar de
pensar en mi y es que ya no es suficiente su amor, esto es diferente no es amor…
es solo destino… irremediable e imperturbable para un simple mortal…

Por primera vez me mira a los
ojos y te pierdes en su claridad… mira mis labios y anhelas mi beso y yo
reconozco tu calor, sueño con el desde que te sentí al otro lado del universo…
y es que por mucho que nos neguemos nuestro cuerpos se llaman a gritos… sin
cesar… a pesar de la lucha … te acercas a mi y siente el frío que proyecto a mi
alrededor,  pero el deseo te nubla y
aunque su recuerdo arde en tu corazón, sabes que no debes negarte a mi, los
anhelos han colmado tu ser y me deseas como jamás has deseado nada, ni si
quiera a ella… ni si quiera vivir… te levantas vencido al fin y sonríes al
verme sonreír… dejas caer tu arma al suelo y te despojas de la ropa de combate,
ya no la necesitaras mas… nunca mas.

 En mitad de una guerra te hayas ante mí, con
el pecho al aire y la piel ardiente de deseo,  por primera vez no temas mas…. Ya no sientes
miedo, ni inquietudes ni remordimientos de lo que pudiste hacer en esta guerra
horrible en la que fuiste a luchar… te acercas a mi y yo dejo caer mi manto al
suelo, tan solo te espero con mi piel desnuda y deseosa de ti… me abrazas y absorbo
tu calor y me besas con delirante pasión, me atraes hacia ti y recorres mi
cuerpo con tus manos, sientes mis gélidos pechos contra ti pero reconocer mi
placer y eso te enloquece haciéndote arder en una hoguera sin fin y siento como
la vida escapa de ti… como abandona tu cuerpo… pasando lentamente a mi y
siento tus fuerzas desfallecer… pero yo te agarro y te sostengo…esto es el fin.

 En el ultimo suspiro que caricia tu boca
siento caer por tu rostro una lagrima que ardiente recorre mi pecho y moja mi
sobrenatural piel y esta recobra momentáneamente el color… miro tu ojos y
siento cosas que jamás pensé sentir, era amor imposible… nunca debe ser… tal ve
tu valentía de apuesto caballero, de noble guerrero me abrumó… Pero entonces porqué
este dolor… porque lamento arrancarte de este mundo… te acurruco en mi manto y
trato de hacerte recobrar el calor que te robé y siento desesperación por mis
actos y se que solo hay una cosa puedo hacer…para remediar mi error.

Mis labios vuelven a ti, rozaron
tu piel y note tu rostro helado contra mío y mi lengua rozo la tuya y tu
recuperaste el calor… te devolví la vida… y  tu recobraste el color…

 Abriste los ojos aun con mis
labios en tu párvula boca, sentías mis labios desfallecer y mi luz vacilo… mi
brillo habitual disminuyo en aquella noche cerrada y supiste que  había renunciado a una parte de mi… algo que
me hacia distante para todos…menos para ti …y que tu eras especial para mi, porque
yo había saboreado la mortalidad solo por ti y en mi ser había nacido un calor
que me hizo tener la certeza de que el destino jugo con nosotros y perdió…
porque yo ahora cambien tu destino… yo cambien tu historia y ahora vivías por
mi razón…

 

 

Todos luchaban por salvar tu
vida, pero tú ya no temías nada más… nunca más. Sabias que el ángel de la
muerte se enamoro de ti y esta decidió por ti tu final  e hizo un trueque con el destino y ya no morirías
hasta que no se lo pidieras con amor en los ojos… de corazón. Y entonces ella iría
junto a ti y la muerte te besaría otra vez… pero seria diferente… porque era
una promesa de amor y serias solo de ella y si tu alma inmortal viajaba a un
hogar serian sus labios los que te recibieran… y su abrazo eterno te mantendría
por siempre a su lado… y tu irías sin vacilar…

      

                                                      Al soldado que lucha por llegar al hogar… 

Solo yo…

Esta
noche siento en el ambiente el frío y la humedad de toda una vida de llanto y
desesperación… corro y me resguardo en mi habitación, en un rincón…

        Un rincón de mi alma donde dejo notas
esperanzada de que rompas el embrujo que me hace sufrir desmesuradamente…
Quiero soñar una noche mas y gritar que anhelo y sufre mi corazón, lo que mi
espíritu busca desesperadamente… tu sigues siendo mi poder, mi deseo, mi
dolor…. Me gusta sentir el helado frío del norte en mi piel, rozando el dolor,
porque me hace sentir viva… así es tu amor para mí…

       

Solo yo, aquella imagen era solo yo , aquella joven reflejada en el
espejo resquebrajado, increpé su mirada desafiante…¿ acaso crees que eres mas
real que yo?, ¿acaso tu has vivido?… tu que miras desde el otro lado, que te crees
con derecho a ser mas yo de lo que yo nunca he sido…¿por que tu has sentido mas
intensamente el frió de la noche en tu piel?, por que aúllas a la luna y dejas
que te embruje, arrastrándote por el bosque en una carrera frenética, llevada
por la pasión animal que anida en tu interior, que te pide libertad, que te
suplica la compañía de otros como yo…. Que te posee como amantes en la
oscuridad y te ilumina con los rayos de la luna, acaricia  tu cuerpo desnudo y anhela cada centímetro
de tu piel, como solo un amante que te ha memorizado lo hace… tu que te has
dejado llevar, que no puedes gritar que no, que no puedes huir de ti misma y del
deseo de este amor loco que te hace volar la imaginación… porque sueñas,
sueñas que has viajado a través del tiempo y el espacio, porque has llamado a
las estrellas por su nombre, ¿como sabes a que saben sus besos?, como has podido
conocer el amor y el desamor con tanta fiereza que te rompe por dentro… y te
ata a este sentimiento de desaforo y locura que te arrastra por el universo
hasta el final y cuando abres los ojos,h sabes que estas en el principio otra vez
 y entiendes que ya no necesitas las alas
para volar, tu que pensabas que mis manos no te alcanzarían nunca, que mi fuerzas no
flaquearía jamás… ¿por que piensas que vivir es esto?… quien te ha dado derecho a  decidir que mi mundo seguro es algo malo,
quien te ha seducido hasta hacerte jadear…trastocando tu mundo sin piedad… quien te ha poseído con el mismo
ímpetu con el que la naturaleza arrasa montañas, con el que las olas recobran
su tierra, con la misma fuerza sobrenatural con el que el viento me atrapa, me posee y la lluvia cae lentamente y me empapa al fin…y
deja mi cuerpo delirante y temeroso de tanto sentir…¿ por que no puedo esconderme?…¿por que debo
salir, vivir una vida que temo… no, no deseo tu pasión , no deseo salir de mi
agujero, no deseo salir de las mantas que me arropan en un rincón de mi
habitación, que me esconden, que me alejan del origen de todos mis miedos,que me alejan de ti… y me refujio aqui, frente
a un espejo que me grita que la vida es solo pasión…

… Supongamos que miento

…. Supongamos que miento, supongamos
por un momento que miento y que esta noche no digo quien soy, que reniego de mi
misma, que simplemente salgo a la madrugada con una mascara perfecta, una
mascara que me oculte de las miradas y la curiosidad de hombres con planes también
perfectos… Si esta noche no revelo mis debilidades, sobreviviré al
infortunio, tal vez si no digo mi nombre cambiare mi destino, hoy… yo misma
escribiré mi historia…

    Esta noche buscare en mi armario y tomaré
ese vestido que guardo solo para mi, mi disfraz de catwoman, ese que transforma
mi personalidad hasta el punto de anular la antigua… de borrar lo malo que
hay en mi.

 Ese traje que se ajusta y se une a mi,
convirtiéndose en piel de pantera, que me llena de una pasión animal y un
instinto felino que me hace ser ágil y elegante, me muevo sigilosamente en las
sombras y es que esta segunda piel me hace sentir mas valiente, mas misteriosa,
mas poderosa y como gata en los tejados me permite ver desde lejos este mundo
de papel, a veces frívolo y decadente, pero intrigante al fin y al cabo, y
armada con la mejor de mis sonrisas de color carmesí recorreré el bulevar en
busca de un rostro diferente, tal vez una mirada, tal vez solo un anhelo…

  
Siento el embutido traje negro como un guante, mi escote con la
cremallera justo hasta el limite, enseñando mas de mi piel blanca de lo que la
verdadera Igraine haría, tal vez no es cuestión de borrarla del todo, pero aunque
fuera capaz de hacerlo, seguro que ella lucharía con garras y dientes por
salir… y terminaría manteniendo el control… pero esta noche no quiero
control, no quiero pensamientos terrenales no quiero pensar en mi autentica yo,
porque a veces vivir una mentira, es los mas parecido a vivir  una vida.

  
No quería promesas de amor, no quería poder, solo sentir… solo saber,
tener el convencimiento de que el aire que respiraba era real, aunque todo lo
demás no existiera y fuera solo fruto de una ensoñación…

Los pasos resonaban en la
callejuela vacía, el sonido hipnótico de mis tacones, al ritmo de mis caderas
se volvió ensordecedor y como llevado por un pánico inexplicable comencé a
acelerar el paso hasta llegar callejeando a una avenida llena de gente, el
ruido lo inundó todo y me sentí envuelta en el acogedor murmullo de voces en la
puerta de aquel bar. Mi mirada recorrió el lugar hasta llegar al hombre de tez
oscura en la puerta, sus musculoso cuerpo y su rictus frió denotaba autoridad y
con un leve asentimiento me permitió adentrarme en la obscura caja de música,
donde todos bailaban llevados por un ritmo delirante, recorrí el camino hacia
el baño donde retoque el rojo de mis labios y tras volver al calor y la humedad
de los cuerpos de la pista de baile observe aquellos cuerpos sudorosos. Se
movían sinuosamente al son de la canción y las miradas lascivas recorrían los
diferentes ambientes y personas que danzaban frenéticas y como poseídas por un espíritu
súcubo, que les llevaban cegados,  por el
camino de la perdición…

 

Mis manos recorrieron mi cuerpo y
sin poder impedirlo tuve un impulso y simplemente lo seguí, la mano bajo la
cremallera y mis dos pechos relucientemente pálidos quedaron casi por completo
al aire, solo los pezones quedaban totalmente tapados, camine por la pista y
una nueva canción sonó… era mi canción, cerré los ojos y mi cuerpo cayó en el
mas profundo de los trances y mientras movía caderas y glúteos al son de la
música mis manos acariciaban mi pelo y cuello, me sentía valiente y deseada y
aquello me animo a continuar, mi cabello rojizo caía en cascada sobre mis
hombros y mis piernas seguían el ritmo que mi deseo dictaba hasta que vi
aquellos ojos….

Me paré en seco y cuando retome
el movimiento este se volvió mas intenso y profundo, menos rápido y con más
sentimiento, ahora bailaba para aquella mirada… aquellos ojos azules…

Eran de color  azul índigo y penetrantes como abismos en el
espacio, me miró fijamente desde el otro lado… y a pesar de todos lo que se
interponían en medio y es que aunque aquello estaba atestado, con leves
movimientos, consiguió no perderme ni un segundo de vista… sus ojos parecían
hipnotizantes y sus labios sufrieron bajo su propia mordedura. Fui testigo de
su deseo… su irrefrenable deseo por mi.

Continué bailando pero solo para sus
ojos, solo para aquellos penetrantes ojos que parecían recorrer todo mi cuerpo
sin dejar ni un resquicio sin memorizar, sentía sus oleadas de deseo, caminó
lentamente hacia mí y me gire ofreciéndole mi trasero en movimientos circulares,
la locura y el desenfreno eran mis objetivos y aunque mi autentica yo se resistiera,
sin duda en el fondo también deseaba dejarse llevar. Cerré los ojos  levantando el rostro hacia arriba buscando un
poco de aire fresco… algo imposible en aquel lugar, baje el rostro y cuando finalmente
los abrí observé como sus cabellos dorados, le conferían un aspecto angelical, mientras
se acercaba con paso decisivo hacia mi. Sus labios se me antojaron apetecibles
como dos jugosas cerezas de intenso color rojo y tan maduro y dulce que me
moría por devorarlos…

Llegó a mí y la pasión fulgente
bullía en el ambiente como el polen en primavera, inundándonos y envolviéndonos
hasta hacernos flotar con un renovado vendaval mas parecido a un tornado sin
duda, todo daba vueltas a nuestro alrededor y en el centro del universo
nuestras almas se enhebraban con puntadas de deseo y no pensamos en el abismo
ni el tórrido momento que nos impedía mantener el control ni un segundo mas….
Quería perderme ahí y ahora y no pensar en el mañana nunca jamás, no importaba
que nunca hubiera un mañana, solo importaba aquel punto en mitad del universo…

Su mano se levanto rozando mi
mano, para luego agarrarla con fuerza y determinación  y la otra acaricio mi rostro, solo unos milímetros
nos separaban y yo temblaba entre sus brazos y deje que sus labios sellaran los
míos en un beso sin fin y no tuve que mentir, no tuve que decir nada, solo cerré
los ojos y deje que nuestros cuerpos se unieran, deje que nuestras caderas
bailaran al unísono, deje que sus manos recorrieran mi cuerpo como suyo y deje
que me devorara con un ansia solo imaginable para un pobre diablo perdido en la
nada del desierto… pero esta sed no se calmaba y mi ser pedía mas y mas a
gritos… Se detuvo un instante y me perdí en su mirada y temí sus preguntas, temí
mentirle cerré entonces fuertemente los ojos, no quería perder aquel instante y
solo la verdad lo destruiría todo, sus manos aferraron mi rostro, abrí
vividamente los ojos y contemple su mirada serena, no le importaba nada, nada
que pudiera decir evitaría que me mirara así, sus labios siguieron mi cuello y
se acercaron a mi oído, apartó mi melena y simplemente dijo…

– sé como el viento a mi lado… y déjame
ser la lluvia que te empape esta noche….

Un susurro rompió mi silencio y
solo un si salio de ellos y me deje llevar de su mano al bulevar de los sueños
prohibidos, de las fantasías olvidadas, de los deseos rotos… y fui feliz entre
sus brazos, arropados por un manto de estrellas y miles de besos sellaron
nuestro amor… y viví el amor como nunca lo había vivido

 

Al amanecer todo era quietud y silencio,
todo se hallaba teñido por un rojo intenso, sentí el calor del sol en
mi…desperté junto a su olor,  me levante
lentamente y tras recoger los restos de mi disfraz, con los jirones de mi
maltrecha mascara de falsedad no declarada, marche de aquella habitación teñida
y encendida por lenguas de fuego… mire atrás un segundo y observe su cuerpo
voluptuoso, su piel tersa y su dulzura mientras dormía y encamine mis pasos
hacia el nuevo día, sabiendo que no le había mentido, nada estropearía el
momento porque ninguna obscenidad había salido de allí, todo había sido puro e
intenso, todo había sido real y es que de aquella mentira había salido una
verdad, mi verdad y encarando la vida como nunca lo había hecho volví a mi
vida, volví en mi, sabiendo que había amado de verdad a aquella mujer, tire por
el suelo aquel plan torpemente elaborado, pues no había contemplado mi propia
naturaleza y recordé por un segundo el desdibujado cuerpo de Ariella bajo las
sabanas y el sabor de su cuerpo aun patente en mi boca y el calor de su
inconmensurable ser pegado bajo mi piel impregnándome por completo y entonces
supe que entre tanta mentira, había descubierto mi verdadero ser y este seria
mi bandera y mi destino, ya no mas mentiras, ya no mas réquiem por un sueño,
ahora viviría mi vida como me gritaba el corazón…. junto a ella y descamine mis
pasos para volver a su lado…

Una intensa luz lo ilumino
todo,  expulso la obscuridad de aquel
lugar y luego la nada, puede que antes una punzada de dolor, tan grande como la
inmensura de los océanos, pero luego solo estaba yo, algo me arrancó de allí
viajando enloquecidamente y luego todo quedo en calma y solo la vi a ella… su
rostro sosegado, sus cabellos dorados como el sol y la inmensidad de aquella
imagen, la perfección de aquel instante me lleno de paz y de una alegría como
nunca había conocido, me acerque a ella y mis labios la besaron con mas amor
del que nunca supe que podía contener en mi ser y despertó… sonreí, una sonrisa
desde el corazón solo para ella… pero una lagrima cayó por su mejilla y oí como
gritaba a alguien en el otro extremo de la habitación…

-Otra vez he tenido ese sueño….

-Vamos…. Solo fue una noche, no
la conocías de nada, como puedes seguir soñando con ella… hace años que murió
arrollada por aquel coche- se parecian mucho las dos mujeres y en sus gestos
supe que eran hermanas.

-Porque aquella no fue una simple
noche… sé que fue un todo, es triste pensar que mi destino se interrumpió, pero
creo que por eso ella siempre estará ahí y sueño que aquella mañana volvió a mi
lado y que me besó, porque aquí es donde quería estar… junto a mi… por toda la
eternidad… – dijo perdiendo la mirada en la ventana que daba a la calle donde perdí
la vida.

 

…. Supongamos que miento,
supongamos por un momento que miento… y hoy creeré en mi mentira, y creeré que
sigo viva y que esta noche es aquella noche y la vuelvo a ver y la vuelvo a
amar como nunca amé… …. Supongamos que miento, supongamos por un momento que
miento y que esta noche no digo quien soy, que reniego de mi misma, que
simplemente salgo a la madrugada con una mascara perfecta, una mascara que me
oculte de las miradas y la curiosidad de hombres con planes también perfectos…
Si esta noche no revelo mis debilidades, sobreviviré al infortunio, tal vez si
no digo mi nombre cambiare mi destino, hoy… yo misma escribiré mi historia…

 

 

Ahora vuelve a leer la historia y
dime por qué miento….

  • Igraine Cubillana

    IMPRUDENTE, DESMESURADA, APASIONADA, DULCE, ETEREA, MENTAL, DEMASIADO CARACTER Y MUY CAMBIANTE...ESTOY LOCA Y VUELVO LOCO A LOS QUE ME RODEAN... SI LLORAS POR QUE SE HA IDO EL SOL, LAS LAGRIMAS NO TE DEJARAN VER LAS ESTRELLAS.

  • Vive el dia de hoy como si este fuera el ultimo…

    octubre 2009
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031